Categoría: Aventuras Imperdibles

Jukola Imperdible II

Kuopio-Jukola2014-logo-131px            Los relatos de nuestros corredores (II)

Jukola-2014: Otra experiencia fantástica, una carrera decente … un resultado nefasto (por HLY …. que no es lo mismo que HYL)                                                                                                                    (por Hector Lorenzo Yustos)
Llegas a Finlandia en avión y desde antes de aterrizar y durante toda la estancia en este magnífico país, no paras de ver bosques y más bosques. Y en y entre ellos, descubres (a veces con dificultad) prados, casitas y lagos, uno tras otro, sin parar ni un instante. Paisajes orientadores idílicos para quien tiene acostumbrada la mirada a otros terrenos menos frondosos. Lo cual, la vista y la mente lo agradecen, pero …. la conducción por carreteras y autopistas se acaba volviendo un poco relajada y también monótona, con lo que el cansancio acumulado por el viaje, la organización y la planificación de meses atrás, las propias carreras, …. pues hace que el llevar el coche se termine convirtiendo en un pequeño suplicio (… bendito conductor adicional que en  HERTZ es gratis).
En cualquier caso, cuando consigues tener los ojos abiertos, la mirada se esfuerza (incluso desde el mismo avión en vuelo) en buscar balizas en cualquier sitio. Y más aún cuando te enteras (gracias Tuomas por informarnos) de que en toda Finlandia es muy normal que haya montados recorridos permanentes de orientación y no solo con cintas de balizar, sino con sus bases (EMIT) y sus globos o chapas metálicas bicolores.
Centrándome en el Jukola como tal, os cuento mi experiencia. 
Tras unas pocas horas de sueño (3 h. en mi caso e interrumpido constantemente por la luz ambiente de toda la «noche», el speaker y las entradas y salidas de mis compañeros) creí que iba a llegar el turno de mi posta. Me desperté a las 4 a.m., salí del saco y vi que Picho (mi posta anterior) asomaba la cabeza desde fuera por la apertura de la tienda. Mis pensamientos se precipitaron: ¡¡te has dormido!! ¡¡bien empiezas!! ¡¡éstos no te lo perdonarán nunca!!. Pero cuando me entero que Pincho aún no ha salido, y que su posta anterior (Luis) aún no ha llegado, me relajo. Pero venzo la tentación de volverme a dormir otro poco más y descansar todo lo posible antes de mi carrera [cosa de la que luego me arrepentí, me arrepiento y me arrepentiré durante bastante tiempo de no haberlo hecho]. Así que me levanto, me visto y me voy con Pincho para acompañarle en su protocolo de salida y así aprender y tenerlo todo más claro cuando me fuera a tocar a mi.
Con Pincho ya en carrera, yo mal-desayuno [cosa de la que luego me arrepentí, me arrepiento y me arrepentiré durante bastante tiempo de no haberlo hecho debidamente] y trago lo poco que me entra a las 5 a.m. tirando de la comida que compramos (… de lo del porridge ni me enteré). Mientras espero casi 1 h a que llegue Pincho para darme el relevo, me pongo muy nervioso (cago y meo varias veces en los mega-servicios que la organización pone en la zona restringida y ya controlada de calentamiento). Para más inri una de las radio balizas de carrera se estropea y Pincho «no pasa» por ella (sí pasó y picó bien, pero el tiempo parcial no se emitió ni salió reflejado en los numerosos ordenadores donde los siguientes relevistas y el público en general puede ver la progresión de los corredores gracias a las radio balizas). Con lo que la tragedia del MP empezaba (en mi mente) a sobrevolar al Imperdible. Ramón (mi siguiente posta) me intenta tranquilizar desde la barrera fuera de la zona de calentamiento y quitar hierro al asunto (pero en él también aprecio cierta inquietud por el posible MP). Aún así intentamos tramar entre los dos una estratagema para que Pincho sea interceptado por Ramón antes del sprint final y que, si acaso, vuelva a picar la baliza de la que no salía señal … y volver a repetir desde ahí el resto del recorrido, claro. Al final Pincho llega sin más y sin ser interceptado ( …con 1600 corredores en carrera es poco menos que imposible llevar a la práctica la estratagema comentada). Finalmente me da la posta (me pasa mi mapa y yo le doy mi abrigo), yo no pregunto nada de nada y salgo al bosque (ya sin frontal) a eso de las 6.30 a.m.
Hago los primeros más de 1000 m balizados hasta el triángulo intentando entrar lo antes posible en el mapa para planificar el primer tramo lo mejor posible. Pero no lo logro hasta el mismo triángulo (esos más de 1000 m balizados los recorro con el mapa mal orientado, brujulazo total). Pero en el triángulo me paro, rectifico, me ubico y desde ahí mis impresiones en carrera fueron «más o menos» buenas. Trocha por allí, trocha por allá. Tren por aquí, tren por allá. No paro de atravesar verdes 1, 2 y 3 por todo el medio en toda la carrera (los 1600 x 4, más o menos, corredores anteriores a mi, habían hecho bien «su trabajo»). Disfruto del bosque y más bien voy adelantando gente que ellos a mi. Me cago (mentalmente) solo de pensar cómo coño hubiera podido hacer la carrera orientando solo …. sin las trochas ni los corredores (perdidos o no) que rodeaban todas y cada una de las balizas por las que pasaba. Esos terrenos no es a lo que estoy acostumbrado para nada.
Al llegar a las últimas balizas empiezo a oír la megafonia y me pongo nervioso  [cosa de la que luego me arrepentí, me arrepiento y me arrepentiré durante bastante tiempo de haberlo hecho] … nervioso de que voy a llegar a meta habiendo hecho la carrera en un relativo buen tiempo (mi tiempo al final fue 1:21:37 para 7.6 km y 285 m; 10.7 min/km. El 1º de mi posta hizo 48:49). Finalmente llego a meta y le paso la posta a Ramón. El tramo de «mi meta» hasta pasarle su mapa a Ramón lo hago dándolo todo para que ese tiempo «muerto» sea el menor posible para él y para el equipo. Ya estaba, había acabado mi posta y ya podía «relajar» …. 
Pero NO. Sin embargo no fue así …. aún hoy no consigo «relajar». Mientras Ramón estaba empezando su carrera por esos más de 1000 m balizados, yo paso por la descarga y me dicen que hay problemas con mi descarga. Tras realizar un protocolo totalmente escrupuloso y muy, pero que muy bien pensado para que el corredor no se sienta presionado, ni manipulado ni nada por el estilo, se confirma la tragedia (…»mi tragedia» … la de mi equipo): había hecho MP. En la baliza 15 en vez de picar la 272 piqué la 277. Según plano estaban a 60 m una de otra en una zona muy intrincada de piedras, de la que ya la organización había anunciado en el boletín que su cartografía sería diferente a otras zonas. Me confié de estar ya cerca de la meta y no presté toda la atención que debía en esa zona  [cosa de la que luego me arrepentí, me arrepiento y me arrepentiré durante bastante tiempo de no haberlo hecho correctamente].
En ese primer momento no me lo podía creer (¿MP? ¡venga ya! ¿yo?). Mi mente no es que no lo aceptase, es que no era una opción que eso ocurriese. Con el cansancio acumulado (desde Madrid hasta ese momento) me fui a nuestra florida tienda andando cabizbajo (por la frustración y por el sol rasante que molestaba bastante). No sabía muy bien qué hacer: ¿se lo decía a mis compañeros o que ellos lo averiguasen por si mismos?; ¿se lo decía a JP (que era la última posta y la única pendiente de salir) o no?; ¿qué era mejor para él: correr «sin presión y con frustración» o correr «con presión y sin frustración»?, total, iba a ser para lo mismo: para nada; ¿volvía a protestar y a comprobar de nuevo mi descarga o no tenía sentido?. Al final todo discurrió por el camino lógico. Según fui viendo a mis compañeros mi cara, gestos y actitud supongo que lo decían todo y mis palabras lo acababan confirmando. Con JP por suerte no me crucé antes de que él saliera. En cierto modo quería evitarlo y no tener yo que decidir sobre cómo correría él su posta, pero casualmente nuestros caminos no se cruzaron esos minutos de desconcierto que yo estaba viviendo y como él ha contado al final corrió sabiéndolo (de lo cual estoy convencido que es lo mejor, hacer las cosas con toda la información posible: buena o mala). Eso sí, volví dos veces más a la zona de descara, a comprobar mi descarga y a que la organización me explicase «qué» había pasado y ver si se podían «arreglar» las cosas. Pero realmente (y solo ahora mientras escribo esto soy consciente de ello) no iba para eso, iba para que me explicasen «por qué» y «cómo» había pasado. No lo podía creer, aún hoy, ahora, no lo puedo creer, pero es así.( http://results.jukola.com/tulokset/fi/j2014_ju/kilpailijat/388/5/  http://results.jukola.com/tulokset/fi/j2014_ju/kilpailijat/388/ ).
Al final mis compañeros, con algo de tiempo, me perdonarán y lo superarán, … yo, con un poco más de tiempo aún, me perdonaré y lo superaré. No es la última carrera que haré, seguro. Ni la que haré con ellos, espero. Pero haré todo lo posible por no olvidar todos esos factores que contribuyeron a mi MP y que he querido ir marcando en mi relato con las palabras «cosa de la que luego me arrepentí, me arrepiento y me arrepentiré ….». Lo cual por otro lado me será bastante fácil de no olvidar, pues casualmente mis iniciales HLY son muy parecidas a como se contrae MS en fines: HYL.
Por lo demás, todo fue disfrutar de buena compañía, buena gente, buen tiempo, buena planificación, buena organización, buenos mapas, buenos trazados, buenos terrenos, ….. En definitiva disfrutar de cosas que son y serán lo que en el futuro quede: buenos recuerdos.
Y si JP no lo tenía claro desde el primer momento, para mi ha sido una realidad innegable en todo momento (antes del MP y después del MP): !!! JUKOLA-2015, prepárate que iré !!!

Jukola Imperdible

Kuopio-Jukola2014-logo-131px            Los relatos de nuestros corredores (I)


Jukola, una experiencia fantastica, una carrera decepcionante (por JPValente)

Por fin, después de varios años haciendo orientación, este año hemos conseguido montar un equipo para ir al Jukola.
Sabemos que es una carrera grande, más de 16000 corredores este año, pero no comprendes la magnitud del evento hasta que no llegas alli. Primero dejas el coche «abandonado» en parkings gigantescos, atraviesas un mar de autocaravanas y otro más de tiendas militares montadas por la organización. Dos detalles que supimos despues: la organización alquila los campos 4 años antes para plantar un tipo de hierba mas resistente; los recorridos del Jukola de 2019 ya estan preparados. Esto ayuda a comprender la tremenda dimension de la prueba.

Llegas a la puerta del Jukola y caminas por alli un poco desorientado entre el barro y el gentio. Recogemos nuestros dorsales y vamos a montar nuestra tienda florida en la parcela 2B53 que nos correspondia. Al menos no ibamos a tener problemas en encontrarla de vuelta.

La salida del relevo femenino, Venla, era a las dos de la tarde, asi que tratamos de encontrar un buen lugar para ver la salida. Espectacular la salida de 1200 corredoras en masa. La tarde la pasamos entre la necesidad de descansar y las ganas de seguir el Venla por las pantallas. Gano esta segunda opcion. Terminado el Venla nos fuimos a descansar a la tienda, aunque mas que descansar estuvimos pasando un buen rato sacandole jugo a la idea de hacer los cambios de relevista en la propia tienda.
La salida del Jukola era a las 11h, asi que segun se acercaba la hora ya nos fuimos mentalizando, sobretodo Alberto. Los demás decidimos ver la salida por las pantallas, era demasiado complicado buscar un lugar en el terreno. De nuevo espectacular la salida, con el pistoletazo coordinado con el estruendo de un caza sobrevolando la arena. Despues de seguir un par de puntos por las pantallas, ya nos fuimos todos a descansar a las tiendas. Dificil dormir con el speaker transmitiendo la carrera, pero conseguimos casi todos dormir a ratos, interrumpidos por la llegada de cada corredor con ganas de contar su experiencia y los demás de enterarnos.

Yo salia el ultimo, con toda probabilidad a las 9h00 en la salida en masa, asi que me levante sobre las 6 para ir a desayunar con calma (se habia acabado el porridge y la cola se hizo larga) y prepararme poco a poco. Cuando me dirigia a la salida ya ibamos teniendo los primeros indicios de que habia habido un mp. Bueno, hay que hacer la carrera, y disfrutar.

Con mi pequeña lesion en el isquio, decidi salir despacito al triangulo, no fuera la cosa a empeorar con la emocion de la salida. Pero esto suposo un lastre enorme en la carrera, ya que al estar tan atras en el peloton, con la gran dificultad de adelantar al tener que salir de las trochas, pude correr muy poco hasta el punto 5-6. A partir de aqui ya los trenes se fueron aligerando, pero nunca desaparecieron. Vas en la carrera con la sensacion de no estar haciendo orientacion, solo seguir el tren. Dos o tres veces decidi salirme de trochas y trenes para ir a mi aire por el bosque, pero esto nunca dura mucho porque siempre acabas por encontrar otra trocha y otro tren. Alrededor de mitad de carrera, cuando mejor me encontraba, un mal gesto me produjo un estiramiento del isquio, lo que me hizo volver a reducir el ritmo para no tener problemas en acabar. Tambien coincidio este momento con el desdoblar del mapa y ver la parte final con dos tramos enormes alejandome de la meta lo cual te desanima aun mas. En todo caso, al menos no tuve grandes errores, apenas dos de menos de un minuto, aunque hay que sumarle a esto que algunos de los trenes no siguieron las mejores opciones. En la llegada, tambien una pequeña decepcion al no haber nadie esperandome (3 compañeros se habia tenido que ir para poder coger el vuelo y los otros se creyeron que yo era casi como TGeorgiou y ya debia haber llegado …:)).

Asi que con la confirmacion de nuestra desclasificación, recogimos la tienda y nos volvimos a Mikkeli, a casa de Tuomas, donde ya habiamos pasado la noche del viernes para dormir tambien el domingo antes de coger el vuelo de vuelta el lunes. Gracias a Tuomas y Maja por su hospitalidad!

Y aunque en aquel momento no me apetecia lo mas minimo, creo que ahora definitivamente si, habra que intentarlo de nuevo en el 2015!

Posta 7 JPValente

Escudo del Jukola 2014

Imperdibles al Jukola 2014

Kuopio-Jukola2014-logo-131px 
El 14 de junio Imperdible estará presente por primera vez en la linea de salida de esta gran carrera, que este año contará con más de 16000 participantes formando mas de 1600 equipos masculinos y más de 1200 equipos femeninos.

Imperdible al Jukola



El equipo, ordenado por postas, estará constituido por:
– Alberto Minguez
– Tuomas Fjallstron
– Luis Mahou
– Jesus «Pincho» Jimenez
– Hector Lorenzo
– Ramon Garcia-Catalan
– Juan Pedro Valente

Toda la información en web Jukola

CRONICA V RAID HUERTA DEL REY 2012

No soy escritor, siempre me gustaron más los números. Es por eso que os voy a intentar transmitir mis sensaciones desde un punto de vista más gráfico y real como son las fotos.

Los raids siempre han sido para mí esa frontera entre mi deporte favorito (orientación a pié) y la aventura compartida (entre comillas). Nuestro socio Urbano nos ofrece año a año el poder disfrutar de una jornada especial en los pinares de su pueblo adoptado en una mezcla ordenada de deporte, naturaleza, competición y buen hacer de la organización.

En fin, gracias Urbano (y a sus amiguetes) por seguir currándotelo tan bien (no te las voy a volver a dar que se van a pensar que tenemos un rollito)

Mi compi (Miguel Berruezo) y yo salimos de Madrid el viernes noche para no ir con muchas prisas, se llega en dos horas, y aprovechamos para conocer un poco el pueblo y probar sus morcillas. Hicimos noche en el suelo duro, muy bien preparado.

Al día siguiente, sin prisas y teniendo que ir a desayunar al pueblo de al lado (mira que madrugan poco en estos pueblos) nos presentamos en la plaza de toros y empezamos a sentir el hormigueo de la competición. Aunque solo conocíamos a algunos orientadores venidos de Madrid la sensación de poder hacerlo bien se mantenía intacta (Pobres Inocentes).

Recogimos dorsales (con botella de vino de la Ribera) y nos preparamos, puesto que el Maestre pronto nos dio una charla dejándonos claro casi todo. Se prepara la salida con un recorrido urbano de unos 4 Km.

Como siempre, las salidas en masa se inician en estampida, pero la antigüedad que llevamos (sumamos más de 87 años entre los dos) nos permite tomárnoslo con calma y planificar un poco nuestra ruta urbana. Como orientadores experimentados eso hicimos y se nos dio bien. Poco a poco íbamos dejando atrás parejas que aparentemente estaban más fuertes que nosotros.

Hasta que llegamos al punto 7 y la liamos. Una extraña definición del mapa (según el mapa sería imposible llegar a la baliza en un verde 100%) nos obligó a modificar nuestra ruta incrementando en un par de minutos nuestro tiempo en la urbana. Dicho esto (para corregir el año que viene) también hay que reconocer la alta calidad y buena legibilidad del plano, al mismo nivel, si no más que muchas pruebas de liga nacional (Lo digo como cartógrafo de orientación aficionado desde hace 20 años).

Desconozco es si todos los años se hace la subida al toro de Osborne cual romería festiva. Menuda cuesta. Tras acabar el tramo urbano nos presentamos en la plaza de toros sin tiempo de valorar en qué posición íbamos (Los terceros creo). Cogimos los planos y empezamos a planear nuestra táctica. Algo falló, porque más de diez parejas nos adelantaron en ese intervalo. Creo que perdimos demasiado tiempo en una planificación que siendo importante, luego siempre se ve modificada. Esto unido a que carecíamos de la experiencia de años anteriores supuso una pérdida de tiempo no muy importante, pero como todas, innecesaria.

Una vez sobre nuestras burras (nunca mejor dicho) yo ya me sentía mucho mejor. La orientación en bici es más sencilla que a pié, los caminos por estas tierras son bastante ciclables y el tiempo acompañaba con sus nubes y temperatura. Pero…. mi compi Miguel, que iba más flojo que yo (todavía) era el que marcaba el ritmo. Yo quería tirar pero……. A la larga se demostró que gracias a ese ritmo más bajo pudimos acabar la carrera.

Una vez con las piernas ya calentitas, la cosa iba mejor. Aunque al ser nuestra primera vez, íbamos dando bandazos, modificando continuamente nuestra estrategia (creo que la experiencia de otros años te ayuda a cuantificar mejor tus capacidades y ceñirte más a tu estrategia inicial). Por fin llegamos a las piraguas. Mira que es difícil llevarlas rectas. Lo que siempre te queda la duda es si tu compañero se esfuerza tanto como tú a darle a la pala (Perdona Miguel).

Tras un buen repostaje a la vuelta del recorrido en el agua (hay que reconocer que nunca he visto tanto dispendio) volvimos a las bicis. Entre encina y encina nos cruzábamos con otros raideros. Buen ambiente.

De nuevo en marcha pasamos por el pueblo y aprovechando que no había nadie serrando, paramos y nos pusimos a ello. Debemos ser un poco de pueblo, porque se nos dio bien. Sobre todo gracias a un abuelito que nos dio un cursillo rápido (cuantas horas habrá echado ese hombre). Y no digamos nada de la organización, que chavales más majos…. Y la gente del pueblo…. Estupendo, vaya animación, nos sentimos unas stars por unos minutos (como si estuviéramos haciendo algo importante…)

De nuevo en ruta y tras comernos un par de puntitos a pié en el estrecho (Urbano ¿no los podrías haber subido un poco más? Mis gemelos siempre te estarán agradecidos), llegamos a la prueba de la cuesta. Mi compi me cedió amablemente el testigo. Pensando que iba a ser mas difícil llegamos a los 50 y al levantar la cabeza….. Pues eso, para que molestarse vámonos de vuelta.

Ahora el paisaje cambia, llegan los pinares, los que da gusto ver (me recuerdan a los de Hontoria en los viejos tiempos en que allí se organizaban pruebas de liga nacional). La verdad es que los caminos estaban muy bien y el plano (a falta del detalle del grosor de los caminos) acompañaba. Reitero la buena calidad del mapa, que sorprende si tenemos en cuenta que es el primer plano de Urbano.

Llega el mejor rato de la prueba, donde todavía no estamos reventados, el paisaje es muy grato y rodamos sin complicaciones. Algunos puntos un poco más técnicos nos dieron ligera ventaja, pero sin bajar la guardia.. La cueva se las traía!!!!

Una nueva metedura de pata. Decidimos hacer dos puntos que nos obligaban a dejar la bici. Muchos puntos pero a costa de mucho tiempo y de un esfuerzo extra a pié.

Valorando a posteriori (que fácil ¿verdad?) creo que no mereció la pena. Las fuerzas empezaban a flaquear, ya llevábamos 4 horas dándole y a pesar de ir reponiendo poco a poco no estábamos acostumbrados. No obstante todavía lo estábamos disfrutando. Mi compi se portó como un jabato y a pesar de no tener ni bici (iba de prestado) aguantó estupendamente.

Nos acercamos a la última prueba, la escalada. Y por no esperar cogimos la vía de la derecha. Vaya tela. De fácil no tuvo nada. No soy un experto, pero hubo un pasito que……. En cualquier caso, prueba superada. Ya sólo nos quedaba la vuelta. Y anda que no se nos hizo larga.

Para remate nos sobraban unos minutillos y decidimos meternos en el otro estrecho, donde había un par de puntos a pié.

El paisaje muy bonito, lo malo fue el que estaba en lo alto de la ladera (gracias de nuevo Urbano…), de ése me voy a acordar para el año que viene. Pero esto es lo que hay.

Un último esfuerzo, con un poco de viento en contra y mi compañero y yo, nos plantamos en la meta. Por fin!!!!!

Tras un corto periodo de tiempo recuperando, nos fuimos a la piscina a ducharnos. Ahora tocaba elegir entre en baño calentito en la piscina o una fría cerveza en el bar de la pisci. Tras ver lo que les costaba meterse a los bañistas, decidimos probar la cerveza burgalesa.

Y para terminar, pudimos disfrutar de la comida que este estupendo club nos ofreció. La cerveza no faltó (la comida tampoco). Fue una comida agradable en la que compartimos opiniones con otros equipos a la vez que seguían entrando las cervezas. Nos sentimos un poco culpables, porque toda la mesa debía estar llena de deportistas que no bebían.

Finalizaron los actos con la entrega de los premios. Al final, los Martínez se llevaron el gato al agua. Merecida victoria. Al menos me queda el consuelo de que al padre le ganamos de vez en cuando en orientación a pié. (jajaja)

La valoración final de nuestro recorrido; pues que los que venimos de la orientación pura queremos hacer todos los puntos del plano y este tipo de prueba te obliga a hacer estrategias, pero te puede engañar si tu forma física no es buena. El recorrido es exigente, son 6 horas dale que te pego. Mentiría si dijera que los que han participado años anteriores no tienen ventaja (sabe el diablo mas por viejo que por diablo), pero seguro que en 2013, los comelobos se inventan algo para despistarnos. Consejo, no corras mucho al principio, en la urbana. Mantén cabeza fría, ritmo constante y disfruta de la prueba, porque de verdad, no vayas a ganar, vete a disfrutar.

ORIENTACIÓN EN ESTADO PURO

Después de un tiempo vamos a intentar actualizar el blog ahora que empiezan las carreras más importantes. El club portugués de nuestro ilustre caracol veloz nos brindó un día increible de orientación con buen terreno y difícil (el mapa lo dice todo), buen clima y los mejores del mundo por allí: T. Gueorguiu y Olav Lundanes. Estuvimos unos cuantos imperdibles que además disfrutamos de la gastronomía lusa.

El francés hizo el recorrido del mapa (HE) en 45 minutos (¡ A 6 minutos el km en ese terreno!) y el noruego en 48

El segundo día fue un terreno más fácil pero con un final en terreno urbano con un pueblo de muchas calles estrechas y con buen trazado, lo que hizo un completo fin de semana de orientación.

Enhorabuena a tí y a tu club, Juanpe

Otro triunfo en el orientaventura

De nuevo los componentes del Imperdible se lanzan a la conquista del Orientaventura y alcanzan una victoria muy meritoria al ganar por una considerable ventaja al vigente campeón del circuito, «Teva- La Pinilla», y al mismísimo «Buff Soloraid» que también con algún componentes del imperdible, tuvieron que conformarse con la tercera plaza.

La carrera se desarrolló por los impresionantes pinares y robledales de las laderas norte del Pico del Lobo y el puerto del Pedroso, en la localidad segoviana de Riaza y la estación de esquí de La Pinilla. Las condiciones climatológicas del sábado y la nieve recien caída endurecieron la prueba considerablemente y alcanzar los 1850 metros del control más alto suponía remontar una fuerte ladera de nieve blanda pero no demasiado profunda. En general la prueba tuvo un nivel técnico adecuado y sin errores pero la gran cantidad de equipos participantes, más de doscientos, hizo que la aglomeración en algunas balizas (con una sola pinza) deslucieran algo la competición.

El Equipo «Los Turboclimbers» compuesto por Alejandro García, Alberto Tamayo e Ismael Jiménez no tuvieron dificultades para adelantarse en la clasificación desde la primera prueba de la mañana dominando física y técnicamente. La tarde del sábado se complicó algo debido a una ladera con una vegetación mucho más espesa de lo que se podía esperar (cosas de los mapas topográficos con los que se corre…) pero después de la nocturna del sábado, donde como otras veces no se marcó ninguna diferencia y una incontestable carrera el domingo por la mañana, las diferencias con el resto de equipos se acrecentaron de nuevo.

En diferentes equipos, otros componentes del club participaron en el evento. Paco Cuevas, Bego Simas y Germán Tapón pelearon duramente todo el fin de semana en la categoría de aficionados.